Cómo evitar la congelación de las tuberías durante la ola de frío

Las tuberías corren riesgo de congelarse. La Agencia Estatal de Meteorología ha anunciado la llegada de un crudo frente frío del norte que provocará durante los próximos días unas temperaturas extremas. Especialmente serán difíciles las horas nocturnas, donde el termómetro se pondrá ampliamente en negativo fuertes heladas.

Precisamente para evitar que las heladas nos jueguen una mala pasada reventando nuestras tuberías y nos obliguen a realizar un gasto adicional para arreglarlas, desde Climaco recomendamos seguir algunos consejos.

Obviamente, las tuberías más expuestas al frío son las exteriores de cualquier vivienda unifamiliar o local. Por ello es necesario revisar las condiciones de las mismas y tomar medidas para aislar tanto las tuberías como los grifos y contadores al máximo, ya que de no hacerlo es muy fácil que suceda como cuando metemos un litro de cerveza a la nevera y se nos olvide sacarla.

Para que no revienten ni se degraden, es importante forrar las tuberías con materiales aislantes que den protección y aislamiento. Además, es fundamental la planificación de los días que se va a hacer uso de la casa y, por lo tanto, del uso habitual de las propias tuberías, ya que si se está varios días sin utilizar se incrementan los problemas de congelación. En el caso de los campos para usos de fin de semana y verano, este aspecto es todavía más importante actuar en las próximas horas ante los largos períodos que pueden estar las tuberías expuestas al frío sin que se usen.

Una solución posible es mantener un hilo permanente de agua para que la circulación del líquido alivie el frío, no se estanque y, por lo tanto, no se congele salvo en temperaturas realmente extremas. Así mismo, hay mecanismos tecnológicos que pueden programar un circuito que mantenga la actividad en los momentos más importantes de las heladas, esencialmente por la noche. Y como alternativa a estas dos opciones está el drenaje de las tuberías para evacuar toda el agua posible.

En el caso en el que no se haya podido aplicar ninguna de estas recomendaciones y se encuentren signos de congelación, es fundamental contactar con profesionales para descongelar el posible hielo debidamente e inspeccionar los posibles daños en la red.

No Comments

Post A Comment

css.php